Defendamos las lomas

Julio Camino Sánchez con Martín Adán en Arquitectura

Publicado: 2018-12-11

Fue tan central Martín Adán en nuestra historia cultural del siglo pasado que abundan las conexiones con otros artistas y obras.  

Me pasó eso cuando, al juntar las ilustraciones que acompañaban los sonetos de Arquitectura en La República, di con el nombre de Julio Camino Sánchez (Trujillo, 1914-2007). ¿El maestro Camino Sánchez? Me contestaban especialistas en arte a quienes preguntaba por él.

El artista había fallecido hace poco más de diez años. Su última exposición fue en el 2005, en una muestra retrospectiva que lo homenajeaba en la galería del Parque Reducto, donde juntaron obras que cubrían un período de 70 años.

No obstante, no figuraba en la Enciclopedia Ilustrada del Perú (Peisa, 2001), pero sí en los libros Artistas plásticos en el Perú: Siglos XVI–XVII-XVIII-XIX-XX (Lavarello, 2009) y Pinturas y pintores del Perú (Tello, 1997). En estos me enteré de su predilección por los motivos mochicas y su especialización en grabado, por la que fue invitado a Japón, Brasil, Suecia y Bélgica, y reconocido en Chile con el Primer Premio en el Salón Internacional del Grabado de Valparaíso (1939). Por la web, además, descubrí a Camino Sánchez entre los pocos peruanos cuya obra ha sido adquirida por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, MOMA

Y ya cuando cerrábamos el libro, advertimos de la exposición que se preparaba en Cusco con su obra: Operación Ayar, la que nos deslumbró más todavía.

La reproducción de un grabado de Julio Camino Sánchez es parte del libro Arquitectura, que se puede adquirir aquí o aquí.

Julio Camino sánchez en 1982



Escrito por

Isegoria

Sobre la vigencia de autores y obras, y su valor público.


Publicado en

Barranco de cartón

Sobre Martín Adán y su valor público.